Zonas de riesgo de criminalidad juvenil

Solapas principales

Zonas de riesgo de criminalidad juvenil

INDAGA | 22/Oct/2018 |

Por. Cecilia Caparachin Puente

Coordinadora (e) del Observatorio Nacional de Política Criminal – INDAGA

 

En los últimos comicios, los candidatos al sillón municipal de Lima Metropolitana plantearon, en el debate, diversas propuestas sobre seguridad ciudadana relacionadas, la mayor parte de ellas, con incrementar sistemas de control, el uso de cámaras de vigilancia, potenciar el serenazgo, mejorar la articulación con la Policía Nacional, entre otros. Muy pocos hicieron propuestas orientadas a implementar medidas enfocadas en la prevención primaria, esto es, en disminuir factores de riesgo que propician la intromisión de una persona en actos delictivos.

 

Si bien el trabajo de incrementar y mejorar los sistemas de control es esencial, el trabajo en la prevención primaria también lo es, aunque representa un reto mayor, puesto que es una labor a largo plazo y debe partir de la identificación de los factores de riesgo más frecuentes de acuerdo a las realidades locales y estas realidades son diversas. Como sabemos, existen ciertos factores reconocidos por la literatura especializada en el tema, especialmente enfocada en adolescentes; no obstante, en el país, algunos tienen mayor incidencia que otros, de acuerdo al contexto local en el que se inscriben.

 

En el Observatorio Nacional de Política Criminal – INDAGA, desarrollamos un indicador que nos muestra qué lugares tienen mayor riesgo de criminalidad juvenil, tomando en cuenta su extensión territorial y su densidad poblacional. Para esto, usamos los datos del primer Censo Nacional de Población en los Centros Juveniles de Diagnóstico y Rehabilitación que se realizó hace un par de años. En el análisis usamos variables que resultaban significativas: relacionarse con personas con problemas con la ley en la secundaria, tener familiares presos, tener mejores amigos vinculados al crimen, vivir en lugares con presencia de pandillas o bandas delictivas, pertenecer a una banda criminal y provenir de un lugar con altas tasas de reincidencia juvenil.

 

A nivel departamental encontramos que Tumbes e Ica son los departamentos con un indicador de riesgo elevado, especialmente porque los adolescentes crecen en lugares con presencia de bandas delictivas y por tener familiares presos, en Tumbes, y por tener mejores amigos vinculados al crimen, en Ica.

 

La Provincia Constitución del Callao es un caso preocupante. Presenta una alta presencia de bandas delictivas, lo que constituye, en el lugar, uno de los principales factores de riesgo para los adolescentes que viven ahí, solo superado por Trujillo, donde este es también el factor con la mayor presencia. Los distritos de Trujillo con indicadores de riesgo altos son: La Esperanza, Florencia de Mora y Paiján, este último con la tasa de reincidencia en adolescentes más alta de todo el país.

 

En Lima Metropolitana, los distritos que más riesgo representan para los adolescentes son Independencia, Lima Cercado, La Victoria y el Rímac, pero a diferencia del Callao, en estos lugares el factor de riesgo con cifras más elevadas es tener mejores amigos involucrados en actividades delictivas. Es decir, las intervenciones en estos lugares deben estar focalizadas en el trabajo directo con adolescentes con enfoque preventivo y no represivo. Los distritos que no pueden están fuera de la lista son el Rímac, Santa Anita, El Agustino, Los Olivos y Comas. Si bien el distrito de San Juan de Lurigancho tiene también cifras elevadas en todos sus indicadores, la extensión de su territorio y la cantidad de población con la que cuenta hace que sus tasas sean menores, lo que no significa que su problemática no sea grave. En este distrito los factores de riesgo para los adolescentes con mayor presencia son los de vivir en contextos donde existen bandas delictivas, tener mejores amigos que delinquen y familiares en prisión.

 

Decía al principio que en el debate de candidatos a la municipalidad de Lima plantearon mejorar sistemas de control y muy pocos hicieron mención a trabajos preventivos. Como vemos, Lima Cercado, que está bajo la autoridad del alcalde metropolitano, presenta características específicas que requieren más bien, si de incrementar la seguridad ciudadana se trata, pautear los trabajos iniciales orientados a los grupos de pares adolescentes para disminuir los factores que los ponen en riesgo de involucrarse en el delito.

 

En esto, el plan de gobierno del alcalde electo, tiene propuestas interesantes. Hace referencia, por ejemplo, a la creación de espacios públicos que generen integración; a la creación de unidades de recuperación y prevención integrada de espacios y vías públicas; a la creación de un centro de pensamiento, planificación, innovación, formación y difusión de buenas prácticas en seguridad ciudadana; y, a una estrategia de prevención del delito en los alrededores de centros educativos. Si estas medidas se llegan a implementar sería un buen comienzo con miras a proveer a adolescentes en riesgo otros caminos diferentes al crimen.

 

Las otras municipalidades distritales que tiene un trabajo arduo por hacer en este aspecto son, como decía, Independencia y La Victoria. El alcalde electo del primer distrito plantea, en su plan de gobierno, como objetivo estratégico, fortalecer el sistema de seguridad ciudadana mediante la acción estratégica de fortalecer las capacidades sociales y productivas de los grupos en riesgo, aunque no pone detalles de cómo logrará esto. El alcalde electo de La Victoria, por su parte, menciona en su plan de gobierno: con el fin de rescatar a la juventud de la delincuencia, promover diversas actividades de índole social, deportiva, cultural y artística; tampoco detalla cómo lo hará.

 

Quienes trabajamos en la generación de evidencia tenemos como propósito que el conocimiento que producimos sirva para mejorar las condiciones de vida de nuestra sociedad; por ello, la información que acá describo está disponible en la página web del Observatorio[1] para ser usada por las autoridades que, desde el primer día de enero, ejercerán sus cargos. Espero que la información que proporcionamos sea bien utilizada y sirva de base para el diseño adecuado de las intervenciones que vayan a realizar.

Año: 
2018
Eje Temático: 
Adolescente Infractor

Dudas o consultas sobre violencia o criminalidad

Contacta dejando tus datos para ayudarte